Cumbre del Mercosur: Argentina pidió “adrenalina” en un bloque que ve “desaprovechado” y “estancado”

Con la tensión propia de la pulseada pública que mantienen los presidentes de Argentina y Brasil, Javier Milei y Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, la cumbre del Mercosur que finaliza por estas horas en Paraguay tuvo más fricciones que avances.

Tras el faltazo anunciado de Milei a la cumbre de países que concierne a Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela como Estados parte, la Canciller Diana Mondino fue la representante del país este fin de semana en Asunción.

“La Argentina, bajo la conducción del Presidente Milei, impulsa una nueva política económica exterior, estratégicamente centrada en la libertad“, afirmó Mondino.

Y sostuvo en su alocución que la Argentina en la actual gestión “reafirmó la membresía de nuestro país al bloque y reconoció muchos logros del proceso de integración como el haberse convertido en el principal destino de nuestras ventas externas y ser el primer escalón del proceso de internacionalización de nuestras empresas, particularmente las PYMES”.

Pero alertó: “Tenemos una mirada crítica sobre el presente del Mercosur y consideramos que su potencial como mercado ampliado y plataforma de relacionamiento con el mundo está altamente desaprovechado”.

“El Mercosur está necesitando un shock de adrenalina”, afirmó la funcionaria.

Para la Cancillería argentina, en lo que respecta a la dimensión comercial “resulta innegable el estancamiento que sufre el comercio intrazona”.

Las rurales del Mercosur insisten con la preocupación por el “enorme riesgo” de las barreras ambientales

Uno de los datos mencionados por Mondino en Asunción está relacionado a que para 1998 el 25% de las exportaciones de los 4 Estados Parte se dirigía al propio Mercosur. En la comparativa, en la década resultante de los años 2013 a 2023, ese número fue en promedio un 12.5%.

Más aún: afirmó que en el año 2023 estas ventas intrazona se redujeron solo al 11.3%.

Por eso Mondino afirmó: “La agenda del bloque posee un alto grado de inercia, que avanza lentamente para la velocidad de los cambios globales”.

CUMBRE DEL MERCOSUR: LA POSICIÓN ARGENTINA

“La etapa actual del Mercosur está caracterizada por el ‘gerenciamiento’ y ‘administración’ de distintos acuerdos y compromisos previamente asumidos, pero no tenemos agilidad y capacidad para proyectarnos hacia los temas del futuro”, expresó.

Uno de los ejemplos citados por la Canciller fue que en materia de Inteligencia Artificial no existe en el temario de los debates de bloque.

“Es indiscutible que hasta ahora el Mercosur no logró facilitarnos el acceso a los grandes mercados extrazona”, dijo Mondino, y recordó que “el bloque no tiene acuerdos comerciales con ninguno de los países o grupos de países que hoy dinamizan -o lo harán en un futuro cercano- la economía internacional”.

“A esto se suma que contamos con un ‘arancel externo común’ relativamente alto para los estándares internacionales y que, por su alta dispersión y excepciones, dificulta la operatoria de nuestras empresas”, indicó.

Y comunicó que la Argentina, en el siguiente semestre, buscará modificar el arancel actual del bloque.

BRASIL Y UN PEDIDO POR EL AZÚCAR

Además de las palabras de la Canciller Mondino, su par brasileño, Mauro Vieira, pidió “fortalecer las instituciones del Mercosur” ante los pedidos de la Argentina para revisar próximamente la política común arancelaria.

“Debemos trabajar de forma constante y constructiva para fortalecer y no disminuir las instituciones“, dijo.

En ese marco, también, pidió a los otros países miembro del Mercosur que eliminen la carga tributaria a la importación de parte de las automotrices y la industria del azúcar.

Para Brasil la inclusión del sector azucarero en la unión aduanera fortalecería a las cadenas de valor.

“Esa es la verdadera protección que podemos dar a nuestros productores”, calificó Vieira.

PARAGUAY: “PONGAMOS ÉNFASIS EN LO QUE NOS UNE”

Este lunes el debate del bloque de países continuó en Asunción. Allí el presidente anfitrión, el paraguayo Santiago Peña Nieto, afirmó: “Cuando inicié mis gestiones como Presidente recordé las sabias palabras del mayor escritor paraguayo, Augusto Roa Bastos, de que ‘nuestro gran reto histórico es lograr la coherente integración y la unidad de las naciones americanas’”.

“Este enorme desafío, aclaraba él, sólo lo alcanzaremos con dos herramientas: una perseverancia inflexible y una plasticidad de una inteligente adecuación a las cambiantes circunstancias de la historia”, expresó.

Por eso sostuvo: “No ha sido para nada fácil. Existen diferencias reales entre nuestros países e intereses muchas veces contrapuestos. Y también enormes deudas históricas. También existen diferencias en visiones políticas e ideológicas, pero ellas, en lugar de debilitarnos, tienen que fortalecernos“.

“La diversidad y el pluralismo no son señal de debilidad, sino que son la base de una visión política más completa, más integral, más humana. Ningún absolutismo o maximalismo, en política, termina siendo sensato. La historia nos enseña dolorosamente cómo terminan estos eventos”, recordó.

Y sumó que “nuestros procesos de integración deben estar por encima de estas posibles y legítimas diferencias de visión política. Les invito a poner énfasis en los aspectos que nos unen, no en aquellos que nos alejan como mandatarios, o como pueblos. Tenemos mucho que ganar. Muchísimo si hacemos esto”.

Peña Nieto cerró su mensaje con el pedido de “la importancia de proyectar al bloque hacia regiones emergentes que van ganando trascendencia a escala global, como el sudeste asiático y Medio Oriente, o países como Emiratos Árabes Unidos, Singapur o Japón”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inicio